La sociedad japonesa le da un papel de relevancia directa al trabajo, y es que allí es directamente proporcional el mayor número de horas de trabajo con una mejor consideración como buen empleado. Popularmente se considera que al entrar a trabajar en una empresa en Japón te vuelves propiedad de ella….por eso el horario estipulado nunca se cumple, ya que no se pueden marchar a casa antes que el jefe.

Las vacaciones, según la ley japonesa te corresponden 10 días de vacaciones pagadas el primer año siempre y cuando hayas asistido al trabajo un 80% de los días durante 6 meses, se aumenta un día por año hasta lograr el máximo, 20 días anuales de vacaciones.